The Well’s End: El final del pozo promete

Reseñas

Zuleyka Robles reseña el libro The Well's End de Seth Fishman.

Lunes, 9 de junio de 2014
Un comentario

Auspiciado por:

Portada del libro The Well's End

Portada del libro The Well’s End 

 

Todos los finales de marzo, desde el 2003, la ciudad de Seattle, WA celebra una convención de cómics… y algo más. Este fue mi primer año en asistir al Emerald City Comic-Con con mi esposo, aprovechando también para visitar a una amiga que vive por allá (y mi compañera en discusión de libros malos), Josie. Josie nos sirvió de guía para la ciudad y compañera en las trincheras del Centro de Convenciones del Estado de Washington.

 

Ya con la experiencia del New York Comic Con para alimentar mi paranoia de tener que establecer prioridades para no quedarme sin ver lo que más me interesaba, me concentré en talleres de escritura. Imaginen mi sorpresa cuando una y otra vez no pude entrar a ninguno. A esta autora frustrada le aumento la frustración, aunque admito que me entusiasma saber que hubiese una comunidad de personas tan interesados en explorar su creatividad a través de la escritura.

 

En una de las numerosas ocasiones que intentamos entrar al salón en el tercer piso con esos paneles tan codiciados nos fijamos que el cuarto que le seguía lo tenían ocupado el University Book Store. Entramos para mirar los libros disponibles y para que mi esposo aprovechara para comprar una copia de La Vieja Guardia (Old Man’s War) para pedir el autógrafo a su autor John Scalzi. A la entrada vimos que había 4 autores promoviendo sus libros. Bueno, realmente estaban hablando entre ellos. Me atreví a acercarme para ver los libros que tenían en sus mesas.

 

Me llamó la atención la portada de uno de los libros, The Well’s End. Cuántas veces uno tiene la oportunidad de pedirle a un autor que le resuman el libro? Pues el autor, Seth Fishman, estaba listo para el reto. Me dijo, “Recuerdas el evento de cuando la bebé Jessica se calló por el pozo? Pues yo me crié en ese pueblo. Así que utilicé eso para mi personaje principal, Mia. Cuando pequeña ella se calló por un pozo y esto le ocasionó ciertas fobias al crecer. Aún le teme a la oscuridad. Pero para domar su miedo por el agua lo enfrentó con una carrera competitiva de natación. Tanto así, que representa al colegio privado donde se encuentra realizando sus estudios secundarios. Pues esa escuela es tomada por un ejército que ellos piensan es la milicia de los Estados Unidos y tienen que escapar por que hay personas enfermándose.” Me pareció una trama interesante y me recordó un poco a una de mis películas favoritas de Sean Astin, Soldados de Juguete (Toy Soldiers). Fishman se entusiasmó que percibí esto y me hizo una dedicatoria en el libro que alude al filme.

Afiche del filme Toy Soldiers, una de las influencias del autor Seth Fishman para The Well's End

Afiche del filme Toy Soldiers, una de las influencias del autor Seth Fishman para The Well’s End

 

Al regresar del viaje leí el libro y me sorprendió lo mucho que me gustó. La historia lleva a los personajes principales por un camino complicado con un ritmo apropiado, de forma que la última página del libro no parece pertenecer al inicio del mismo. Al no tener un brinco repentino al final (los famosos twists), los hechos son creíbles dentro del mundo creado por el autor. Hay una mezcla de géneros interesante entrelazados con los giros de la trama. Fishman logra crear tensión, que aunque en momentos se ve interrumpida, tiene un desenlace que no decepciona.

 

Los eventos ocurren en Fenton, Colorado. Mia no es una chica popular dentro de la Academia Westbrook, por no venir de familia con dinero o ser extrovertida. Ella cuenta con dos mejores amigos cercanos (Jo y Rob) que le sirven de apoyo, instigadores de malas (pero divertidas) decisiones, y conversaciones bañadas en sarcasmo. Jo, su compañera de cuarto, es popular y todo lo que Mia quisiera ser. Rob es el clásico Xander de Buffy o Styles de Teen Wolf (sarcasmo, inteligencia y lealtad). Luego de una entrevista con un reportero, que parecía más interesado en su padre que en la historia de su caída por el pozo hace tantos años atrás, la escuela es puesta en cuarentena. Pero este es un virus nunca antes visto y Mia no va a permanecer para obtener los síntomas. Con sus amigos y otros estudiantes acompañándola busca escapar de la cuarentena para ir a La Cueva, laboratorio en donde trabaja su padre.

 

Como siempre me gustan más los personajes secundarios en los libros, pero ya estoy convencida que en esto el problema soy yo. Mia es un excelente personaje excepto por cuando se enamora súbitamente del muchacho nuevo (Brayden) y toma decisiones a base de esto. Me niego a recordar que cuando se tiene 16 años de edad uno tiene un coeficiente emocional bajísimo y comete muchas estupideces por esto. Es como si admitirlo me quita años de juventud. Admiro que Fishman pueda ser tan honesto con sí mismo y conectar con las motivaciones de los adolescentes.

 

En fin, les recomiendo este libro a los que le gusten tramas llenas de suspenso. El autor mezcla la paranoia que le tenemos a las enfermedades con las teorías de conspiración y las emociones de la adolescencia. Estoy emocionada esperando el segundo (y espero que último) libro de esta serie. Puedes leer mi entrevista con Seth Fishman aquí.

 

 

  • mutantreptile

    DESDE LAS TRINCHERAS